Elementos necesarios para fotografiar joyería

La fotografía de joyas es un tema que parece muy sencillo, pero puede resultar complicado si no se tienen los conocimientos mínimos sobre la iluminación y fotografía que se requieren para alcanzar un efecto. La captación de la imagen de una joya, se ha convertido en un tipo de fotografía muy interesante pues permite la exploración y mejora de muchas técnicas dentro del mundo de la fotografía. Las grandes marcas de joyería, encargan a fotógrafos profesionales la difícil tarea de capturar sus últimas colecciones, con el fin de transmitirle a los usuarios y compradores todas las emociones necesarias para un gran éxito en ventas, siendo un excelente ejemplo de ello, la empresa Rosa de Tous.

Para tomar fotos de joyería se requiere de preparación, observación, cuidado y paciencia, logrando fotos perfectamente iluminadas, que están expuestas correctamente, son llamativas, están nítidas y bien enfocadas captando así la atención de los usuarios. En líneas generales al hablar de joyería, se habla específicamente de los detalles.

Son pocas las personas que logran capturar todos los detalles esenciales de una joya, imágen que es importante para el posicionamiento de diferentes portales de venta de dicho renglón. En estos casos, se debe tener una representación precisa del producto para que los clientes puedan saber lo necesario antes de la compra. Algunos de los errores más comunes a la hora de fotografiar joyería son los siguientes:

Las imperfecciones en las joyas se pueden remover durante la etapa de post-producción. Para esto, se necesita una inversión considerable y un aprendizaje previo de todos los aspectos técnicos. Luego de retirar los fallos que presenten tus joyas o haga falta solventar, limpia cuidadosamente todo el producto, ya que hasta la mínima partícula puede ser visible en una imágen nítida.

Así mismo, se debe mantener cierta consistencia en el desarrollo de una colección, página web o exhibición de un producto, especialmente al hablar de joyería. Si alguna de tus imágenes cambia mucho en comparación a otras del catálogo, esto podría hablar de una inconsistencia del producto, lo que reduce la profesionalidad y seriedad de tu negocio. Para estos casos, intenta aplicar una especie de plantilla a todas las imágenes, siguiendo directrices que mantengan la consistencia en todas las piezas.

Si quieres tener imágenes limpias y simples que faciliten la experiencia de compra para el cliente, se recomienda utilizar un fondo blanco. Los fondos con colores suaves como el gris o blanco le dan una sensación atemporal a los productos, eliminando las posibles distracciones que aparecen con los fondos llamativos. Es recomendable elegir un estilo y respetarlo durante una campaña de productos. Así mismo, no debes buscar soportes, maniquíes o modelos ya que le restan atención al producto, además puedes disminuir el aspecto limpio y profesional que buscas.

Hoy en día muchas tiendas prefieren apoyar sus prendas en una superficie plana, contrario a colgar las joyas como sucedía anteriormente. Si en varias imágenes se muestra la misma prenda pero con diferentes ángulos de iluminación, se puede cambiar la percepción de la misma. Es importante encontrar el balance ideal para que la imagen se muestre lo más original posible, sin presentar un producto con una percepción diferente a la planificada y cambiando de esta forma el resultado final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *